Scroll to top

Riesgo Laboral del Estrés Térmico por calor y como prevenirlo


borex - 10 abril, 2018 - 0 comments

El estrés térmico es la sensación de malestar ante la exposición de una muy elevada o baja temperatura, lo que genera que el organismo comience a realizar esfuerzos excesivos a los mecanismos del que dispone para mantener la temperatura interna.

El estrés térmico por calor es la carga de calor que los trabajadores reciben y acumulan en su cuerpo y que resulta de la interacción entre las condiciones ambientales del lugar donde trabajan, la actividad física que realizan y la ropa que llevan.

Al trabajar en condiciones de estrés térmico, el cuerpo del individuo se altera. Sufre una sobrecarga fisiológica, debido a que, al aumentar su temperatura, los mecanismos fisiológicos de pérdida de calor tratan de que se pierda el exceso. El estrés térmico por calor, además de acentuar problemas de salud preexistentes, puede producir erupción cutánea, calambres, síncope por calor, deshidratación, agotamiento por calor o golpe de calor; lo que aumenta la probabilidad de ocurrencia de accidentes laborales y es uno de los problemas más habituales en nuestro país durante el verano.

Los lugares de trabajo o actividades que requieren o producen altas temperaturas y que pueden provocar algo más serio que la incomodidad por el excesivo calor y originar riesgos para la salud y seguridad de los trabajadores son los siguientes:

En trabajos en sitios cerrados o semicerrados, donde el calor y la humedad sean elevados debido al proceso de trabajo o a las condiciones climáticas de la zona y la ausencia de medios para reducirlos como fundiciones, fábricas de ladrillos fábricas de cerámica, plantas de cemento, hornos, panaderías, lavanderías, minas, etc.

Puestos de trabajo donde, sin ser el calor y la humedad ambiental elevados, se realice una actividad física intensa o donde los trabajadores lleven trajes o equipos de protección individual que impiden la eliminación del calor corporal.

En trabajos al aire libre como en la construcción, agricultura, etc., debido a que, al tratarse de una situación peligrosa que fundamentalmente se da en los días más calurosos de verano, no suele haber programas de prevención de riesgos como en el caso de los trabajos donde el estrés por calor es un problema a lo largo de todo el año.

¿Cómo prevenir los riesgos debido al estrés térmico por calor?

  • Tratar de mantener un ritmo de trabajo con descansos adecuados; es mejor repartir un descanso largo en varios descansos más cortos.
  • Descansar en lugares frescos cuando se tenga mucho calor. Si existe una sensación de malestar, cesar la actividad y descansar en un lugar fresco hasta que se recupere.
  • Es muy importante mantenerse hidratado y tomar agua, incluso si no siente sed, se recomienda tomar agua cada 20 a 30 minutos.
  • Adaptar el ritmo de trabajo a su tolerancia al calor. Es muy útil tener en cuenta las temperaturas al momento de planificar las tareas de forma que permita cumplir con el trabajo evitando sobresfuerzos o tratando de hacer los mayores esfuerzos en las horas de menor temperatura.
  • No tomar alcohol (cerveza, vino etc.) ni drogas. Evitar bebidas con cafeína (café, gaseosas de cola, etc.) y también las bebidas muy azucaradas durante las horas de mayor temperatura.
  • Usar ropa de verano, suelta y de tejidos frescos (algodón y lino). Proteger la cabeza del sol en caso de trabajar al aire libre.
En Argentina, se contempla de manera específica la prevención de los riesgos por estrés térmico mediante el Decreto 351/79 y las Resoluciones 295/03 y 886/15 del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *