Scroll to top

Arsénico en el agua: Un grave riesgo para la salud


borex - 26 noviembre, 2018 - 0 comments

La presencia de arsénico en el agua es un enemigo silencioso y de alto peligro para la salud. Este químico se encuentra naturalmente en los suelos, pero en algunos lugares alcanza concentraciones que pueden llegar a ser nocivas para la salud.

A continuación los datos más importantes que debes conocer sobre este químico y los riesgos que puede derivar.

¿Dónde se encuentra el arsénico y por qué?

El arsénico se encuentra ampliamente distribuido en todo el medio ambiente, y está presente en el aire, agua, suelo y seres vivos.

En el ambiente está principalmente en reservorios acuosos, y suele encontrarse allí por causas naturales: Es liberado en procesos geológicos, como erosión de depósitos minerales o emisiones volcánicas. También es emitido por actividades humanas, pero en menor medida.

¿Es tóxico el arsénico para las personas?

Sí, el arsénico puede representar un severo daño para la salud.

Millones de personas en el mundo están en riesgo de padecer los efectos adversos de la exposición a arsénico. La mayor parte de esta exposición proviene por el agua de bebida extraída de pozos excavados en zonas con sedimentos ricos en este elemento.

El arsénico puede encontrarse en forma inorgánica (mayoritario en el agua) u orgánica (mayoritario en pescados y mariscos), siendo la primera la más dañina.

Cuando se realizan análisis de agua, la concentración recomendada debe arrojar resultados menores a 0,01mg/L (10 ppb), pero en sitios contaminados este valor puede llegar a ser hasta cien veces más grande que el permitido.

A continuación, se muestran mapas de la cantidad de arsénico en agua a lo largo de Argentina y en la provincia de Buenos Aires:


(Fuente: http://ehopman.blogspot.com/2012/02/zonas-de-concentracion-de-arsenico-as.html)


(Fuente: https://www.ina.gob.ar/legacy/ifrh-2016/trabajos/IFRH_2016_paper_66.pdf)

¿Cómo afecta el arsénico a la salud?

La exposición crónica al arsénico (es decir, beber a lo largo de mucho tiempo aguas contaminadas) conduce a una enfermedad denominada HACRE: Hidro Arsenicismo Crónico Regional Endémico. La misma tiene varias etapas de desarrollo y lleva a manifestaciones en la piel como hiperpigmentación e hiperqueratosis, afecciones neurológicas periféricas y aumento de riesgo de cáncer en muchos sitios como pulmón, colon, piel, mama y tracto urinario.

Un aspecto complicado de esta enfermedad es que su comienzo puede ser insidioso, sin síntomas evidentes. Por esto mismo es más difícil de diagnosticar y pueden pasar años hasta que se la descubre, mientras se continúa tomando agua contaminada.

¿Cómo evitar ingerirlo?

Es fundamental tener conocimiento si el agua de pozo al que se accede tiene altos niveles de arsénico, por lo que en un primer lugar hay que realizar análisis de agua potable para comprobarlo.

En caso de que los análisis de agua arrojen resultados positivo, se la debe reemplazar por una que se sepa que no esté contaminada con arsénico. Lo que puede hacerse también es mezclar agua con alta cantidad de arsénico con otra que contenga menos, para bajar de esta manera la concentración del metaloide.

Por otro lado, se pueden instalar sistemas de eliminación de arsénico. Existen diversas tecnologías para tal fin, entre las cuales destacan: Oxidación-filtración, Coagulación-filtración, Adsorción, Intercambio iónico y Ósmosis inversa.

Para instalar una planta de eliminación de arsénico es importante tener en cuenta aspectos socioculturales, de infraestructura, económicos, operativos, legales y ambientales. El proceso puede llegar a ser costoso y no inmediato, pero también existen sistemas para instalar en las casas particulares para ayudar a resolver el problema.

Si considera que hay riesgos de estar consumiendo arsénico, puede solicitar realizar un análisis de agua potable aquí

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *